Blogia
marcopozo

Julio 2006, Stonehenge & Salisbury

Para ir a Stonehenge hay que llegar primero a Salisbury. Pero Salisbury no es sólo un punto de paso sino que ofrece su esplendida catedral donde se encuentra la Carta Magna mejor conservada de toda Inglaterra.

Es obligado empezar este artículo diciendo que llegar a Stonehenge desde Londres no es barato precisamente. Seguramente hay autobuses más baratos que el tren pero nosotros elegimos este último y a la postre fue una elección acertada ya que los amables empleados nos permitieron viajar en primera clase teniendo billete estándar a causa de nuestro voluminosos “equipaje”, o sea guitarras y bandurrias. Además nos beneficiamos de la oferta “pague dos y llévese cuatro” que ofrecían los ferrocarriles nacionales.

Hasta Salisbury se tarda una hora y veinte y a las puertas de la estación se coge el autobús, Línea 3, para ir a Stonehenge. Remarcar que en el mismo andén de la estación hay un puesto de información turística donde comprar los billetes y conseguir planos y guías en español.


Vista de Stonehenge

Una vez llegados a Stonehenge choca un poco que haya dos carreteras muy cerca de las piedras lo que junto a la masiva presencia de gente le resta misticismo. Aun así es impresionante.

Los alegres estudiantes

Mientras hacíamos cola me informe de los precios y descuentos. Una de las concesiones era para los poseedores de carné de estudiante. Por supuesto nosotros no teníamos pero la imaginación y la caradura nos sobra. Por ejemplo yo en un momento improvisé el mío con el carné de conducir de Japón que coló perfectamente… ¡Otra solución fue la tarjeta de los 40 Principales!


Chandal, Duchas y yo mismo en Stonehenge

Después de recorrer el sitio y embelesarnos con los monolitos algunos de los cuales están ahí desde hace 5000 años nos tiramos un rato a la hierba. Mención aparte para Atapuerco que quería saltar la valla e ir a pintar unos bisontes.

La Catedral

En Salisbury comimos en una taberna rústica que nos salió francamente barata. Era el día del dos por uno. Luego fuimos a la Catedral que es magnífica. La Catedral de Salisbury tiene una de las plantas más extrañas que nunca he visto. A primera vista parece una cruz de Caravaca algo alargada pero los brazos cortos no son simétricos. En el derecho hay añadida una sacristía. Otra peculiaridad es que a la derecha de la entrada principal encontramos el claustro por el cual se puede acceder a la cámara de la Carta Magna. Es una lástima que no se puedan hacer fotos en dicha cámara.


El Campanario de la Catdral de Salisbury es el más alto de Inglaterra

Desgraciadamente no teníamos mucho tiempo ya que teníamos que actuar en el restaurante Nueva Costa Dorada e incluso tuvimos que correr literalmente para poder pillar el último tren que nos podía llevar a tiempo a Londres. Esta vez además no nos dejaron ir en primera clase.


Interior de la Catedral de Salisbury

Y hasta aquí mis impresiones de Stonehenge y Salisbury. La crónica de los tres fantásticos días que pasamos en Inglaterra terminará en Londres III.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres