Blogia
marcopozo

Junio 2006, Korea V: Suwon & Daejon

Tanto a Suwon como a Daejon fui exclusivamente a ver una cosa. Es por eso que no os puedo explicar como son ambas ciudades pero si lo que pasa por ser la más grande atracción de cada una de ellas: la Fortaleza de Suwon, que es Patrimonio de la Humanidad y el Expo Park de Daejon.  

La Fortaleza de Suwon 

Lo primero que me llamo la atención del a Fortaleza de Suwon es que no es un castillo recogido que se pueda entrar y visitar sino que se conoce como Fortaleza de Suwon a toda la muralla que rodeaba la ciudad construida hace más de dos siglos y que se conserva casi intacta. La muralla por supuesto incluye las puertas, ciudadelas y demás. 

Desde Seoul hasta Suwon se va en metro pues son ciudades que pertenecen a la misma conurbación. Eso sí, desde Seoul Station hasta destino hay 66 minutos que a la ida hice cómodamente sentado pero a la vuelta me toco hacerlos confinado cual anchoa de la Escala. Al llegar a la estación de Suwon hay un centro turístico donde conseguir mapas e itinerarios. De ahí se puede coger un autobús que te lleva a la puerta más cercana.  

A pesar de poder coger el autobús yo me decidí a ir andando ya que mi plan era el de recorrer parte de la muralla por su parte exterior y entrar a la parte interior por una puerta secundaria. Puesto que las puertas principales están dobladas a ambos extremos del a Fortaleza, no ver la más cercana no tenía más importancia, luego vería la otra que es igual. 


Llegando a la puerta en la que me refugié mientras llovía

Lastimosamente el mapa que me habían dado era uno de esos típicos mapas turísticos que no respetan la escala y que además no incluyen todas las calles así que me perdí y después de un montón de subidas y bajadas por callejuelas inmundas volví a la avenida principal y me dirigí a la puerta principal. 

Tal como se llega a la Puerta se puede empezar a subir por el camino de ronda de la muralla que queda al lado izquierdo y que es bastante escarpado. De ese modo se recorre toda la Fortaleza en sentido horario. 

Cuando ya llevaba un cuarto de recorrido y había constatado que todo el rato era igual, me sorprendió un fuerte aguacero, justo cuando me encontraba en una de las puertas. Después de estar un rato resguardado en la misma me decidí a cruzar la plaza que había enfrente y acercarme a una tienda a comprar un paraguas. Efectivamente me calé hasta los huesos y efectivamente en cuanto hube comprado el paraguas dejó de llover. 

Entre la segunda puerta y la tercera están los mejores lugares del a Fortaleza y una vez recorrida en sus tres cuartas partes se puede dar por concluida la visita. 


Una vista típica de la Fortaleza de Suwon 

Expo Park 

A pesar de que Daejon está a unos cien kilómetros de Seoul, como se puede ir en tren bala (KTX), en términos de tiempo, esta bastante más cerca que Suwon y en sólo cuarenta y cinco minutos me planté allí. Lo que pasa es que desde la estación de tren hasta el Expo Park hay un trayecto en autobús francamente largo. 

En la guía gratuita de Korea que dan en el Centro de Información del Aeropuerto de Incheon, hay una foto de la entrada al Expo Park donde sale una especie de pirámide flanqueada por dos robots gigantes al estilo Mazinger Z. Fui allí para verlos pero no estaban. ¡Snif!


¡Aquí, aquí tenían que estar los megarobots!

A pesar de esa decepción decidí entrar a  visitar el parque donde tuvo lugar la Exposición Universal de 1993. El parque se puede visitar prácticamente entero y no es muy grande pero los pabellones están cerrados a excepción de unos pocos, creo que cuatro, que siguen abiertos con fines educativos. 

Mientras visitaba el parque que estaba completamente vacío y se encuentra en bastante mal estado de conservación, me sentí como en una película futurista de esas de mundos post-apocalípticos. Aunque el escenario no se parecía en nada era como estar en el Planeta de los Simios. Hay que ver lo efímera que puede ser la obra humana si no se está constantemente encima de ella para mantenerla. En solo trece años la naturaleza ya esta poniendo a cada uno en su sitio. De todos modos el Expo Park tiene en si un aire bastante retro-futurista que le confiere cierto encanto. 


Testimonio del estado del parque

Cuando ya había terminado la visita y me dirigía a la salida empecé a cruzarme con grupos escolares de todas las edades y la sensación descrita anteriormente desapareció. 


Grupo de escolares que visitaban el Expo Park

Bueno, y con este articulo termina la serie sobre Korea. Podría haber algún epílogo u otros artículos relacionados con aspectos más puntuales del mismo pero no es seguro.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Carles -

Hola,

Estem preparant un viatge per Àsia que inclourà Corea i ens hem quedat parats en llegir les teves opinions tan negatives. No es la primera vegada que voltem per Àsia i hem vist cultures i maneres de fer molt diferents, però teníem l’idea (pel que hem llegit) que Corea seria mes semblant al Japó que a Xina o India (tal i com tu la descrius).

Tant diferent es del Japó? Els llocs dels que parles al blog ens recorden els paisatges, palaus i castells que varem veure al Japó. La nostra idea era estar uns dies a Seul per veure la ciutat i rodalies i després anar a Gyeongju. Si ens fas qualsevol recomanació t’ho agrairem. Per cert per veure els diferents punts d’interès de Gyeongju com et vas moure? Hem llegit que hi ha una mena de bus turístic que passa pels diferents llocs, es correcte?

Salutacions,
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres