Blogia

marcopozo

Macau (澳門)

Hace un par de semanas estuve en Hong Kong y un día me acerqué a Macau. Puesto que sobre Hong Kong quiero escribir más de una entrada, empiezo con esta entrada única sobre Macau. Por otro lado, como esta vez hice diario de viaje, en esta entrada encontraréis partes del texto en cursiva y partes en texto normal. La parte cursiva la reservo para las transcripciones del diario, mientras que el texto normal lo guardo para añadir comentarios ahora.

16 de agosto, 10:30 ¡Hacia Macau!

La decisión ha sido repentina ya que hasta que no hemos salido del hostal no hemos visto que no llovía.

Nuestra habitación en el hostal de Hong Kong no tenía ventanas así que no sabíamos el tiempo y teníamos que fiarnos de la tele. No siempre acertaba.

Como no queríamos subir al barco lloviendo hemos decidido ir hoy. Hasta el puerto hemos ido en metro (8,50 HK$) y allí hemos comprado los billetes con TurboJet, ida y vuelta 300,00 HK$. Se trata de unos trimaranes cerrados, que no ofrecen vistas ni desde proa ni desde popa, lo que era una de mis motivaciones para ir a Macau en barco :(

En la estación marítima hemos vuelto a observar lo asquerosamente peseteros que son los chinos. Aún no habíamos puesto el dinero sobre el mostrador y ya nos lo habían arrancado de las manos.

Realmente fue una compra muy presionada. No tuvimos tiempo de reflexionar y se aprovecharon. Luego nos enteramos que hay otras empresas que ofrecen el mismo trayecto y en el mismo tiempo por poco más de la mitad de lo que nos costó. Así pues no recomiendo TurboJet.

Vistas del barco

Navegando hacia Macau

12:30 En inmigración

Más de media hora haciendo cola en el control de pasaportes y lo que nos queda. La verdad es que no entiendo porque tanto control para moverse entre Hong Kong y Macau. En este viaje estoy teniendo problemas con el pasaporte. Está muy estropeado y por lo que parece los chinos creen que en la foto no me parezco mucho. Cuando he salido de Hong Kong hacia Macau el empleado del control me ha preguntado el nombre. ¡Claro, si el pasaporte hubiera sido falso yo habría sido tant estúpido de no haber sabido a que nombre estaba!

13:30 En el autobús

Por fin hemos salido del control de pasaportes y vamos hacia el templo A-ma para empezar la ruta del Centro Histórico de Macau, que es Patrimonio de la Humanidad.

Para realizar dicha ruta de manera sencilla, basta con acercarse a la oficina de información turística de la estación marítima y coger uno de los mapas verdes, que señalan los 25 puntos de interés en la parte exterior y llevan una foto de cada uno y su explicación en el interior. Las explicaciones están en portugués, inglés y chino cantonés.

La moneda de Macau es el dólar macanés o pataca, pero se pueden usar los dólares de Hong Kong sin problemas. El cambio es más o menos 1:1. El autobús cuesta 3,2 patacas.

Cuando vas a pagar algo en Macau no hace falta decir nada para usar dólares de Hong Kong, pero hay que avisar si no se quiere el cambio en patacas.

21:00 En la estación marítima

Ya volvemos a Hong Kong. Macau está muy bien. Primero hemos visitado el templo A-ma. Me ha sorprendido por su distribución, por las letras chinas grabadas en las piedras y pintadas de rojo y los espirales de incienso que cuelgan de los techos. Después de salir hemos empezado a subir por la Calçada da Barra, hasta llegar al Largo de Lilau, pasando por delante del Quartel dos Mouros, que ahora es la Capitanía General. El Largo do Lilau es una placita cuca con un quiosco en el medio y una fuente que según parece es como la "Font de Canaletes (Barcelona)" de Macau, aunque según dice el refrán no se trata de volver sino de acordarse: "Aquele de beber da àgua do Lilau, jamais esqueçerá Macau" (Aquel que beba el agua de Lilau, jamás olvidará Macau).

Letras chinas

Letras grabadas y pintadas en el templo A-ma

Lilau

Largo do Lilau

Delante del Largo do Lilau está la Casa do Mandarim, donde vivió un escritor y patriota chino: Zheng Guanying. En la casa hay un par de salas muy interesantes y la entrada es gratuita.

Detalle de la casa del mandarín

Detalle del techo en la Casa do Mandarim

Después nos hemos dirigido la Igreja de S. Lourenço y de camino hemos comido un par de bocadillos típicos que hemos comprado en la Rua do Padre António.

Dichos bocadillos, uno de pollo y el otro de cerdo, además de riquísimos nos costaron muy poco, tan solo 7 patacas cada uno, mientras que al llegar a la zona más turística en la Rua de S. Paulo, costaban 15.

Al dejar la Igreja de S. Lourenço nos hemos dirigido al Largo de Santo Agostinho, donde reunidos se encuentran: el Seminário e Igreja de S. José, el Teatro Dom Pedro V, la Biblioteca Sir Robert Ho Tung i la Igreja de S. Agostinho.

Esta zona está bastante bien conservada, y el Largo de Santo Agostinho del mismo modo que el Largo do Lilau o el Largo do Senado, tienen el adoquinado típico de Macau de colers blanco y negro y con forma de ondas. Por lo que respeta al seminario, este es francamente feo, al igual que el teatro Dom Pedro V, cuyo único mérito es haber sido el primer teatro de estilo occidental en China. La Igreja de Santo Agostinho por fuera es correcta pero no la visitamos por dentro.

Largo Agostinho

Largo Agostinho 2

Dos vistas del Largo de Santo Agostinho

Además de los puntos de interés turístico que vienen en el mapa, por las calles por las que hemos pasado también hemos podido ver las casas "jaula" y las telarañas de hilos eléctricos, aparte de otras cosas curiosas que en su mayoría se encontraban en un estado deplorable. Mientras escribo esto, ya estamos en el barco de regreso. A pasar de ser de la misma compañía que el de la ida, es muy cutre además de más caro (si no tienes descuento de ida y vuelta). Lo que no ha cambiado es el frío que hace, ¡cojones, hay gente hasta con bufanda!

Casa jaula

Calle Macau

Calles de Macau

00:00 En el hostal

Sigo con la visita a Macau. Después de la zona "de Agostinho", hemos llegado a una de las zonas más turísticas y concurridas de Macau, el Largo do Senado. Se trata de una gran plaza en la que encontramos el Leal Senado y la Santa Casa da Misericórdia, y muy cerca, el templo de Sam Kai Vui Kun. Este templo destaca por los personajes pintados en la parte interior de sus puertas, aunque es realmente pequeño. Desde aquí, dando un pequeño rodeo se llega a la catedral, la Igreja da Sé y de regreso se dirige uno a la emblemática Igreja de S. Domingos, situada en una zona que me ha recordado mucho al "Portal de l’Àngel" de Barcelona, tanto por su aspecto como por el bullicio y las tiendas. 

Largo Senado 1

Largo Senado 2

Largo do Senado

S. Domingos

Igreja de S. Domingos

Para continuar, hemos subido por la Rua de S. Paulo hasta las Ruínas de S. Paulo. Por el camino me he puesto las botas comiendo todas las cosas que los comerciantes dan a probar como reclamo. 

Ruinas

Ruínas de S. Paulo

Si alguien se pregunta porque se llaman ruinas de San Pablo, la razón es simple. Lo único que queda de la iglésia es la fachada principal, y por detrás tiene el aspecto de un decorado de película del oeste.

Desde las ruinas nos hemos dirigido al Museo de Macau, que está en la antigua Fortaleza do Monte, donde se puede disfrutar del jardín y las vistas. Allí he hecho el indio un rato y he grabado unos videos para el blog.

Cañón

Apuntando al hotel Gran Lisboa

Para acabar el recorrido del Centro Histórico, hemos ido hasta Casa Garden, donde hemos visto un grupo de ancianas chinas haciendo "deporte" con una especie de "columpios gimnásticos" para adultos. Aparte de las abuelas biónicas, también hemos visto pajareros con jaulitas y pajaritos. 

Al terminar de ver todo el Patrimonio de la Humanidad y aprovechando que ya anochecía, hemos ido bajando hacia el hotel Gran Lisboa, trayecto que no ha sido fácil, debido al cansancio y a la precariedad del mapa. Cerca del Gran Lisboa hay otros casinos lo que permite llamar a Macau "Las Vegas de Asia".

Desde que se legalizó e impulso el juego y la construcción de casinos en Macau, ya son 33 los casinos u hotel-casino que hay en la pequeña ciudad.

Gran Lisboa 1

Gran Lisboa 2

El hotel Gran Lisboa de noche

Para mi, por sus luces, el Gran Lisboa y el Casino Lisboa son los más espectaculares de los que vi. Eso sí, aunque de noche el Gran Lisboa es una pasada, durante el día su silueta floral y dorada, visible casi desde cualquier lugar de la ciudad, daña un poco los ojos, más teniendo en cuenta que el atractivo de Macau es su arquitectura colonial.

Casino Lisboa

El Casino Lisboa

En un día se puede visitar Macau sin problemas, a pesar de que si se quiere ver la Isla de Taipa y la reserva de osos panda hay que ir mucho más temprano de lo que lo hemos hecho nosotros. Sin embargo, un madrileño que nos hemos encontrado nos ha dicho que no vale la pena.

¡Adios Macau!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Videopost: Derinkuyu Yeraltı Şehri (La ciudad subterránea de Derinkuyu)

En esta ocasión recorro los túneles de la ciudad subterránea de Derinkuyu, en turco Derinkuyu Yeraltı Şehri. Esta ciudad subterránea tiene 7 niveles bajo tierra en los que podían refugiarse hasta 100.000 personas. En la actualidad forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco y se puede visitar con guía. Como curiosidad decir que en caso de perderse, las flechas rojas marcan el descenso y las azules el camino hacia la salida.

Videopost: En los viajes hay que comer de todo

Buen provecho!

Los Tres Amigos

“Los Tres Amigos” es el nombre con el que Connie, la dueña del Red Coconut, bautizó a los tres integrantes de la tuna que llegaron por primera vez a cantar a Boracay en 1996: Txaik, Piolín y Gejo, y que han heredado los siguientes tríos: Txaik, Piolín y Tortilla (2004) y Txaik, Piolín y Mozart (2008-2009). Connie les puso ese nombre recordando la película “¡Three Amigos!” (1986) interpretada por Steve Martin, Chevy Chase y Martin Short.

En la película, los “tres amigos” son unos actores americanos que hacen el papel de justicieros mejicanos, pero ya se sabe, fuera de Europa todo lo que sea “amigo” es lo mismo y a ver quien le explicaba a Connie que Txaik, Piolín y Gejo no eran mejicanos sino españoles.


Cartel de la película

En esta ocasión, el componente flotante (Txaik y Piolín han pertenecido a todas las formaciones) era yo mismo. Musicalmente se trataba de un trío bastante estándar con Txaik a la guitarra (acompañamiento), Piolín a la bandurria (melodía) y Mozart a la percusión (ritmo). Como voces, Txaik de primera y solista y Pi y Po a lo que pudieran, je je je. El repertorio era el habitual en estos casos, boleros, cha-chas y otros temas latinos.


Los Tres Amigos y parte del staff del Red Coconut

Lo más destacable quizá era la indumentaria, que compramos en la misma isla al llegar. Pantalones “piratas” negros y camisa floreada, con estampado idéntico y fondo amarillo, rojo y verde cómo si de un semáforo se tratara. Todo el conjunto costó alrededor de 2 euros por barba.


Los Tres Amigos durante un ensayo en Tokyo.

Boracay de noche

En cuento la puesta de sol termina, aparecen las cuadrillas de esforzados camareros preparando las mesas para las cenas en la playa. Se encienden las velas de las terrazas y de los enormes castillos de arena que jalonan el paseo. Los DJs empiezan a pinchar.

 Todas las noches son de fiesta en Boracay y a lo largo de la playa blanca los restaurantes y resorts de día, dejan paso a las discotecas, pubs y chiringuitos de noche. La metamorfosis se realiza tranquilamente. Al tiempo que el sol se hunde en el horizonte las antorchas van ocupando su lugar como fuentes de luz y calidez y aunque la luminosidad no sea la misma el efecto es igualmente agradable. Como largas espigas de trigo maduro, las cañas se elevan desde la arena para coronarse en una llama que durará toda la noche o hasta que el último borracho se vaya a dormir. Los camareros se esfuerzan por retirar tumbonas y hamacas y poner en su lugar mesas y sillas destinadas a las numerosas parejitas o las no menos numerosas familias dispuestas a disfrutar de una apacible cena, arrulladas por el rumor de las incesantes olas. Al mismo tiempo, los castillos de arena se van iluminando también y los diurnos surferos y submarinistas dejan paso a los nocturnos músicos, fiesteros y demás fauna, de la que hablaremos más tarde.


Castillo de arena

 Para comer

 La oferta es variada siendo lo más habitual las parrilladas de carne o pescado y marisco en los restaurantes de la playa con precios competitivos pero no tan baratos como años atrás. Habitualmente el procedimiento es elegir la pieza o piezas que uno quiere comer y pagarlas al peso, en crudo. A continuación los camareros las llevan a la cocina y regresasn cuando el plato está listo.

 Para bolsillos más apurados se puede uno adentrar en los locales de segunda línia con una oferta mucho más sencilla y asequible, donde predominan las hamburguesas y el pollo asado, eso sí, todo al estilo filipino y tamaño king-size. Para beber lo más recomendable es la cerveza, San Miguel por supuesto (de fabricación filipina) y los refrescos. Cualquier intento de tomar vino puede convertirse en un sonado fracaso si no estamos en uno de los resorts más lujosos.

 En Boracay también hay restaurantes de comida occidental, entre otros un más que correcto restaurante de comida francesa, “De Paris Boracay” fundado en 1981 o el inquietante restaurante “Ole Boracay” especializado en auténtica comida española, cubana y mejicana... El propio dueño nos confesó que se traía el jamón de contrabando en la maleta cada vez que iba a España “por negocios”. La verdad es que no probé la comida del restaurante por falta de tiempo.

 Para cenar en Boracay mi consejo es darse un paseo tranquilamente y elegir en función del genero expuesto. Más o menos todos los precios de la isla son similares y uno no sale de rico o de pobre por comer en un sitio u otro. Hay que ir con cuidado, pero, en los restaurantes donde se vende la comida a peso antes de cocinarla ya que aunque aparentemente son muy baratos, muchas veces una vez cocinada la cantidad comprada puede ser insignificante dentro del plato debido a la merma.

 Finalmente, casi todas las noches puede uno encontrarse con músicos “callejeros” o contratados por los locales. Habitualmente son solventes en cuanto a su repertorio y voluntariosos con las peticiones, pueden ser grabados y fotografiados sin problemas (salvo rarísimas excepciones) y acceden también a prestar los intrumentos a los clientes para que se hagan fotos con ellos. Si les pedís alguna canción o simplemente os agrada su actuación sed generosos con ellos.

 Para salir

Numerosas discotecas, bares y resorts ofrecen sus locales de ocio nocturno. La mayoría de ellos de cara a la playa aunque algunos le den la espalda para mirar hacia la carretera principal. Es habitual que incluso las discotecas más ruines tengan DJs pinchando toda la noche, mientras que no lo es tanto la música en vivo. Sin embargo para mi gusto, la música habitualmente era demasiado “hip-hopera” y el volumen muy alto. Algunos de los más famosos son el Cocomanga’s (en sus versiones disco y bar de chupitos) donde hay eventos casi cada noche, el Pirates Bar o el Summer Place del video. En cuanto a la bebida lo más recomendable de nuevo es ir a por la cerveza, ya que las posibilidades de ingerir garrafón en el caso de pedir combinados son muy elevadas. Quizá la única excepción són los cócteles de ron, puesto que hay producción nacional del mismo, siendo este más barato que las posibles imitaciones. En todo caso desaconsejo tratar de tomar whiskey o gin, y en menor medida vodka.


Sin embargo lo más importante a tener en cuenta a esas horas de la noche es la gente que uno puede encontrarse. En Filipinas como en otros muchos países del sudeste asiático es frecuente la presencia masiva de travestis respecto a lo que es habitual en Europa por ejemplo. A menudo además su feminidad es tan acentuada que es difícil reconocerlos. Estáis avisados. Otro fenomeno típico de muchos países de la zona y también de otros destinos turísticos con un nivel de desarrollo económico parecido, es la presencia de “prostitutas amateur”. Con esta etiqueta me refiero a chicas y chicos que salen de fiesta con más o menos intenciones de encontrar a un turista que les pague algo por tener sexo con ellos. No siempre tienen precios fijos y tampoco siempre cobran, ya que si el “cliente” es de su agrado quizá no le pida nada más que correr con los gastos de la habitación. Así pues, atención con quién ligáis si estáis solteros.

Harina de otro costal son los travestis más o menos descarados que pasean por la playa en busca de chicos u hombres en estado de embriaguez para realizarles una felación rápida que les reporte unos pocos pesos. Estando sentado en una barca varada en la playa observé como uno de ellos conseguía tres clientes en menos de media hora, que despachó en menos de 5 minutos cada uno.

Sin embargo estos no son los únicos personajes que pululan por la playa de noche ya que también es habitual encontrar niños pequeños de entre 5 y 10 años (a veces más jovenes) pidiendo limosna cuando pasa un turista y que mientras no pasa, se divierten jugando al que te pillo o subiendo a las motos de agua estacionadas en la arena.


Los 5 hermanos Dalton

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Transcripción fonética en chino

Aunque no exactamente un tema sobre viajes a menudo la gente que conoce el japonés y su katakana, me pregunta como se transcriben los nombres extranjeros en chino. A raíz de una explicación que hice por mail recientemente he decidido aprovechar el texto para, ampliándolo un poco, escribir este post.

Como decía la mayoría de gente que me pregunta sobre esto, son personas que saben o conocen algo de japonés y que por lo tanto saben que en japonés se usa el silabario katakana, de carácter fonético, para trasncribir las palabras extranjeras. Así pues el sonido "A" siempre es ア y el sonido "TE" siempre es テ. La pregunta pues es, si en chino existe un hanzi (letra china) determinado para cada sonido a transcribir o no.

La respuesta es no. En chino no hay ningún sistema oficial de transcripción fonética por el hecho de que los carácteres tienen tanta carga de significado que pueden ser apropiados para transcribir algunas cosas pero no para otras. Eso es especialmente significativo y desde un punto de vista marquetiniano una gran posibilidad comunicativa, cuando las empresas extranjeras quieren transcribir el nombre de sus marcas. Por ejemplo:

  • Coca-cola = 可口可乐 ( kě kǒu kě lè )

(Aviso: La "e" del pinyin no se parece a la "e" del español. És más bien una vocal neutra catalana con toques de "e" francesa.)
Aquí el hanzi de 可 (kě) es básicamente fonético pues su significado es "poder" o "posibilidad" pero es también un hanzi fácil de escribir. Los otros dos són "boca" y "alegría" con lo que además de sonido transmiten la "imagen" de Coca Cola. Por cierto, 乐 es la versión simplificada de 楽.


  • Cola cao = 高楽高 ( gāo lè gāo )

(Aviso: La "g" del pinyin suena como nuestra "k" mientras que la "k" del pinyin es más gutural que nuestra "k").
Curiosamente Colacao eligió la variante tradicional del hanzi de "alegría", y los otros dos que los más perspicaces habréis notado que son iguales, són el hanzi de "alto". Así pues, Colacao es "Alto, alegre, alto" lo que transmite la imagen de Colacao como "alimento alegre para crecer".


  • Starbucks = 星巴克 咖啡 ( xīng bā kè   kā fēi )

(Aviso: En el diptongo "ei" la "e" si suena como en español).
Aquí Starbucks ha elegido un sistema mixto. La primera parte no ha transcrito foneticamente sino que ha preferido usar el hanzi 星 (xīng) de "estrella" (star) dejando la transcripción fonética solo para "bucks", usando 巴 (bā), un hanzi muy usado para transcribir y que por ejemplo sale en Barcelona (巴塞罗那) y que significa "deseo" o "esperanza" y 克 (kè) que significa "superación", con lo que al final tenemos "estrella de esperanza y superación". Añade al final la palabra "café".


Harina de otro costal es la transcripción de palabras extranjeras hechas por los propios chinos, donde el significado no se tiene tanto en cuenta si bien se evita usar hanzi de significados impropios. Como ejemplo, os pongo mi ciudad:

  • Barcelona = 巴塞罗那 ( bā sài luó nà )

Como he dicho, esta transcripción no está hecha por barceloneses que quieran vender su ciudad, sino por chinos, y no puedo decir si con algún criterio concreto o no. Los hanzi son "esperanza", "fortaleza fronteriza", "malla", "ese/aquel". El primero y el último son bastante habituales para transcribir y por ejemplo, Valencia también empieza por 巴 ( bā ). Comento lo del criterio porque la transcripción de España, 西班牙 ( xī bān yá ) si usa como primer hanzi 西 ( xī ) que significa "oeste", porque España era el país que estaba más al oeste de china de todo el mundo conocido en el momento de acuñar esta palabra.

La playa de Kuta

La playa de Kuta es una de las más famosas de Bali por que es ideal para practicar el surf, lo cual me hace cuestionar por qué me alojé en un hotel cercano a esa playa si los más cerca que he estado en mi vida de surfear fue cuando jugaba al California Games (1987)  en mi Amstrad CPC464, ¡Qué tiempos aquellos! (Y vaya mierda de juego todo sea dicho de paso).

Image Hosted by ImageShack.us
Captura del juego California Games (1987)

Evidentemente elegí esa zona por ser de las más baratas. Es pues habitual en Bali encontrar a auténticos hijos de Kuta o gente que lo pasa de Kuta madre en una playa con señales de "Prohibido nadar, peligro de tablas".

Image Hosted by ImageShack.us
Foto de Rachel Enriquez: http://www.flickr.com/photos/rache_enriquez/3909622170/

Por lo demás es una playa regulera, ventosa y que ni siquiera tiene paseo marítimo o chiringuitos.  De hecho, quería ilustrar esta nota con alguna foto míade la playa pero se ve que no hice ninguna, y eso que tengo 617 fotos buenas de Indonesia en mi pc.

Boracay de día

Boracay es una isla que fue paradisíaca y que ahora es un paraíso. Su playa blanca de casi cuatro kilómetros de largo, está considerada como una de las diez mejores playas del mundo y en muchas ocasiones ha ocupado el primer lugar de la lista. Eso sí, hay que tener en cuenta que esta clasificación evalúa la playa desde el punto de vista del ocio y no sólo como paraje natural. Así pues se trata de una de las mejores playas para el recreo del mundo.

He querido empezar por este apunte porque creo que es importante entender que la playa de Boracay destaca tanto por su belleza natural como por sus servicios, hoteles y resorts, bares y restaurantes, centros de masaje, discotecas y chiringuitos, todos ellos salvo pequeñas excepciones perfectamente integrados en el ambiente y naturaleza de la isla.

Para llegar a Boracay, isla de unos siete kilómetros de largo y orientación norte-sur, situada al norte de la isla de Panay en la provincia de Central Visayas, no queda más remedio que volar hasta Caticlan o Kalibo y desde allí ir en barco. Antes dicho barco, perteneciente las más de las veces a los hoteles de la playa, te dejaba en la playa misma, enfrente de tu hotel pero eran ya tantos, que ahora sólo hay un punto de entrada a la isla por vía marítima situado al sur de la misma. Aún así la gente de la isla todavía ubica los lugares de la playa en función de las antiguas estaciones marítimas que allí hay, tres en total, “tengo mi hotel en la estación uno”, “tal disco está donde la tres”, etc.

Así pues una vez llegados a la estación marítima, hay que ir por la “carretera principal” hasta el lugar del alojamiento. Por supuesto, casi todos los hoteles tienen su servicio de recogida, incluso desde el aeropuerto de Caticlan, con barco y vehículo propios desde la estación hasta el hotel o punto más próximo. En nuestro caso, y dada la distancia entre la carretera y el Red Coconut, situado a pie de playa, tuvimos que bajar en el D-Mall.

The White Beach

La principal atracción de Boracay es su playa Blanca, como ya he dicho una de las más reputadas del mundo. La playa blanca tiene casi cuatro kilómetros de largo y mira al oeste, con lo que desde ella se puede disfrutar de maravillosas puestas de sol en las que como dice Pi, “cerca del ecuador al bajar el sol tan aprisa, se pueden ver una cantidad de colores increíbles en muy poco tiempo”. Desgraciadamente la semana que estuve allí estuvo casi siempre nublado y me perdí el espectáculo.


A lo largo del lado opuesto al mar, se levantan las típicas palmeras tropicales, que tan características son de las playas paradisíacas de nuestro imaginario colectivo y detrás de estas, los bares, hoteles y chiringuitos. Es de agradecer que entre la playa y los locales no haya paseo marítimo al uso de España con coches y las vías del tren del Maresme, sino que sólo hay un pequeño espacio de arena más compacta por el tránsito de los paseantes. No estoy en contra de la ley de costas pero creo que olvidaron que las carreteras y trenes tenían que estar detrás de los chiringuitos, ¿O acaso no hay nada mejor que estar tomando una cañita y poder acercarse a remojar los pies sin tener que hacer una gymkhana?

La playa blanca sólo tiene un pequeño accidente en su mitad norte, unas piedras con una pequeña capilla incluida, que nosotros llamábamos “las piedras”. Por otro lado, los hoteles y edificios que hay a primera línea de mar, tienen la deferencia de no elevarse sobre las palmeras, con lo que desde el agua casi pasan desapercibidos.

Red Coconut y otros lugares

Durante nuestra estada en Boracay estuvimos alojados en el Red Coconut Beach Hotel de Connie y Luc. Está situado en la mitad norte de la playa y es uno de los ressorts más conocidos. Ofrece todos los servicios típicos de los establecimientos de la isla y destacaria la gran simpatía de los camareros y todo el personal.

Antiguamente el Red Coconut sólo contaba con una zona de cottage o cabañas en lo que ahora es la parte trasera del complejo pero ya hace unos años que levanto un edificio más estilo hotel con habitaciones, aunque como ya he dicho no se levanta por encima de las palmeras.

En la parte delantera, entre el hotel y la playa, tiene piscina y el bar, con su extensa carta de cócteles que fui degustando a lo largo de la semana, y este año como novedad habían instalado un horno de leña para hacer pizzas al estilo italiano. ¡Estaban muy buenas! La cocina también ofrece comida francesa y filipina. Finalmente, y después de la puesta de sol, los trabajadores se apresuran a preparar la zona de la playa con mesas y farolas tenues para las cena.

Un poco más al norte del Red Coconut, a un par de locales de distancia se encuantra el Café del Mar, en el que mi amigo Tortilla dejo una huella que no se puede borrar. El establecimiento está regentado por Cory, que lo bautizo con ese nombre como homenaje al local del mismo nombre que hay en Ibiza.

Café del Mar, destaca por su decoración, la barra es una barca de pescadores y las columnas son sirenas y por sus Frozen Margarita que son tremendos tanto de calidad como de cantidad. También su cocina es excelente, con unos platos de pasta increiblemente buenos, aunque eso sí, su precio es más alto que el estandard de Boracay. Mis recomendaciones son los tagliatelle al limón y gambas y los tagliatelle con salsa cremosa y salmón.

Para terminar este apartado y obviando la gran cantidad de bares donde hicimos paradas técnicas, me gustaría hablaros del café donde nos metiamos los chutes de cafeína. Se trata del Real Coffee and Tea Cafe. Allí uno puede tomar un “Real Coffee” que consiste en un café espresso alargado con una tza de café blend, al tiempo que charla amistosamente con la dueña mientras esta prepara en la misma barra sus riquísimos browneys.

Deep Boracay

En el tramos más estrecho, la isla sólo tiene unos 400 metros de ancho, con lo que un paseo hasta la cosra este no es ninguna excursión. La costa este esta menos urbanizada por el momento y su playa no es blanca pero ofrece otras alternativas. En la época de mi visita, su activo más importante es el viento, que permite a los amantes del surfing o el kitesurfing pasarlo en grande.


Claro está, para llegar a la costa este, hay que cruzar por el Boracay profundo, donde viven los filipinos, llamados aklanos por pertenecer Boracay a la división administrativa Aklan. Me sorprendió ver un criadero de gallos de pelea, afición muy popular en las islas, y la gran cantidad de chamizos con televisión por cable. También hay muchas casas del llamado estilo balinés, o sea de paredes abiertas o incluso sin paredes. Por lo demás poca cosa a destacar del interior de la isla.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres